Imágenes

Noticias de la Clínica Podológica Ondara


Cómo evitar el dolor ocasionado por los pies planos

11 de mayo de 2018



Los adultos con pie plano son más propensos que los que tienen un arco pronunciado a sufrir dolor crónico de rodilla por el impacto que genera cada pisada, según el Colegio de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV) el 25% de la población sufre esta patología que desvía el eje del antepié y del talón, altera la relación de los huesos del pie y debilita la estructura mecánica de toda la extremidad inferior.


El pie plano puede llevar a causar dolores, incluso crónicos, en el aparato locomotor, problemas para estar mucho tiempo de pie o impotencia funcional del pie.

Para evitar el dolor se recomienda: 

  • Usar plantillas personalizadas como alternativa de tratamiento, ya que permitirá compensar la pisada y normalizar la marcha. 
  • Utilizar un calzado adecuado. 
  • Evitar la obesidad. 
  • Realizar ejercicios específicos dirigidos por un profesional. 
  • Hacer controles periódicos del tratamiento con plantillas para valorar el grado de corrección o compensación que produce, y modificarlo si fuera necesario, porque “un pie plano bien compensado con plantillas y con buenas capacidades musculares, es un pie asintomático”.  
  • Acudir al especialista pues la detección precoz de la causa que ha creado ese pie plano y la elección del tratamiento más adecuado para cada caso son fundamentales para evitar algunas de las consecuencias de esta patología. 




Tipos de pie plano:

En general, afecta más a las mujeres, en una proporción de 75% frente a 25% de hombres, y existen 3 tipos de pie plano que producen distintas consecuencias entre quienes la sufren:

1. Flexible: puede presentarse sin que existan alteraciones de importancia y no provoca molestias.

2. Rígido: se debe a deformaciones congénitas o adquiridas que requieren ser evaluadas cuidadosamente y en un estadio temprano para evitar una alteración gradual de la marcha. Suele ser muy doloroso y puede ir acompañado de la retracción del tendón de Aquiles.

3. Adquirido: se desarrolla con la edad y generalmente se corresponde con un mal funcionamiento del tendón del músculo tibial posterior, que puede acabar dañándose e, incluso, rompiéndose.


¿Qué son y cómo se tratan las durezas?

15 de marzo de 2018



¿Qué son? 
Lo que popularmente conocemos con el nombre de “callos” (su nombre correcto es hiperqueratosis) son capas de piel que se engrosan debido a una acción repetitiva ya sea por presión o fricción en el punto donde el callo o la callosidad se presenta. Es pues la propia reacción de nuestra piel a modo de “defensa” ante las agresiones externas.



¿Por qué se forman? 
Las causas de su aparición son la presión o fricción en la piel debido a varios posibles factores:
  • Un zapato inadecuado. 
  • Una mala forma de pisar. 
  • Dedos en garra, martillo... etc 
  • Trabajos en los que pasemos mucho tiempo de pie.
¿Qué síntomas pueden dar?
Los síntomas pueden incluir:
  • La piel estará endurecida y gruesa. 
  • En la piel pueden aparecer zonas escamosas y secas. 
  • Las zonas afectadas pueden ser dolorosas.
Valoración clínica
El podólogo hará el diagnóstico después de examinar la piel. Por si fuera otro tipo de afección como son las verrugas plantares u otro tipo de afección dermatológica de la piel del pie.



¿Cómo se tratan?
El tratamiento de las durezas o hiperqueratosis se llama quiropodia, y consiste en la eliminación de las durezas mediante bisturí.
La aparición de las hiperqueratosis en la planta de los pies indica en la mayoría de ocasiones una mala pisada que requerirá de un estudio de la pisada y la confección de unas plantillas personalizadas para el paciente. Para evitar ese mal apoyo que puede derivar en problemas más graves (lesiones en rodillas, caderas, dolor de pies, etc).
Si las durezas aparecen en los dedos se puede realizar una silicona a medida que proteje el dedo y evita el roce.

Puntos clave al elegir la bota de esquí

4 de enero de 2018



A la hora de elegir las botas para esquiar es importante tener en cuenta algunos aspectos como son la rigidez, la horma, la talla o el correcto ajuste, para no sufrir molestias o lesiones no deseadas.



Cómo prevenir los sabañones en los pies

14 de diciembre de 2017






La mejor manera de evitar los molestos sabañones en los pies consiste en evitar estar mucho tiempo expuesto al frío. Si por la razón que fuera no puede evitarlo, es importante seguir las siguientes recomendaciones:


Abrigarse: Utilice calzado adecuado que no deje pasar el frío ni la humedad y calcetines gruesos que absorban la humedad de los pies para que no se enfríen. Tampoco debe apretarlo mucho para no dificultar la circulación de la sangre. A veces, pensando que se aísla más del frío se aprietan mucho las prendas y producimos este efecto adverso.


Moverse: No se quede quieto, procure moverse para mantener activa la circulación de los pies. Si debe permanecer sentado haga puntillas apoyando los pies en el suelo de forma ligera, rote los tobillos, apoyados los talones mueva las puntas de los pies hacia adelante y atrás, etc.


Baños de contraste: Para prevenir la aparición de sabañones, sumerja los pies en un recipiente alternando agua caliente con fría, la primera durante 2 ó 3 minutos. Se comienza con una temperatura de calor agradable y luego se pasa al frío progresivamente sin que resulte incómodo. Se repite la operación de 4 a 6 veces. Mejora la dilatación y contracción del sistema circulatorio mejorando el riego sanguíneo de los pies. Si se actúa a tiempo evitaremos que se produzcan los molestos sabañones o que una posible congelación cause un sabañón.







¿Y si ya los tengo?
Pues acuda lo antes posible a su médico o podólogo para los valore y le paute el tratamiento adecuado.

Días de trabajo en Navidad

12 de diciembre de 2017

Se acerca la Navidad, aquí podéis ver los días que vamos a estar trabajando en la Clínica Podológica de Ondara para estas fiestas 🎅




Pies de los niños: 5 signos de alerta

5 de octubre de 2017



Si tu hijo presenta alguno de estos signos de "alerta", tráelo a la consulta y lo valoraremos. Siempre es mejor coger a tiempo una patología antes de que pueda ir a más.






Para cualquier duda podéis contactar en la clínica o utilizar nuestras redes sociales.